Historia de la cerrajería

¿Te interesa la cerrajería? ¿Quieres saber un poco más acerca de la historia de esta profesión? Entonces debes seguir leyendo para conocer los orígenes de la cerrajería, y cómo ha evolucionado a lo largo de la historia.

¿Qué es la cerrajería?

En principio, debemos decir que la cerrajería es un oficio, un oficio indispensable en los tiempos que corren, ya que sin él sería impensado proteger los bienes personales. Gracias a la cerrajería, podemos reparar, instalar y mantener tanto puertas en general, como cerraduras, cerrojos o candados en particular. Esto, a fin de impedir que terceras personas puedan violentarlos y así ingresar en las viviendas o tiendas.

Historia de la cerrajería

En la antigüedad, el trabajo que hoy llevan adelante los cerrajeros, estaba reservado a los herreros, en parte los diferentes materiales que se utilizaban entonces. En efecto, la cerrajería, desde sus orígenes, está directamente ligada a la evolución de los sistemas de protección de hogares.

Aunque no hay una fecha exacta en la que podamos dar por inventada le cerrajería, ni tenemos noción de quién fue el primer cerrajero de la historia, es un hecho que las civilizaciones chinas y egipcias fueron las primeras en trabajar de estar forma el ingreso a sus hogares. Luego, aparecieron otras como las griegas o las sirias, que consiguieron evolucionar los sistemas más rudimentarios.

En los comienzos de la cerrajería, existían dos tipos de cerraduras. Las primeras, realizadas en hierro, y las segundas, fabricadas en madera. Por cuestiones lógicas, las primeras eran mucho más seguras que las segundas, que generalmente eran usadas por las personas de escasos recursos. “Cerradura”, como palabra, proviene del latín “serrare”, que significa “cerrar”, y es una palabra que siempre ha marcado las denominaciones referentes a este oficio.

Fueron los romanos los que inventaron la llave como sustituta de los habituales candados. En aquellos primeros tiempos de la cerrajería, se buscaba no sólo seguridad, sino también vanguardia. Las cerraduras hablaban de la posición social de las personas.

De esos tiempos a estos días, en los que tenemos acceso a la cerrajería digital, las formas en las que se trabaja en la cerrajería han cambiado por completo. Analicemos entonces algunos hechos históricos que marcaron la historia de la cerrajería:

En 1778 fue el primer gran invento relacionado con la cerrajería. Fue obra de Roberto Barron, quien fue el primero en fabricate una cerradura de doble vaso. Es decir, que al retirarse el perno sólo con la llave correcta, la seguridad aumentaba de forma notable. Menos de una década más tarde José Bramah inventó la cerradura de seguridad o cerradura resorte, que dominaron el mundo durante años y años. Para 1818, Jeremiah Chubb inventó la cerradura con detector, que de nuevo fue la tendencia principal en seguridad durante décadas enteras.

Casi 40 años más tarde, apareció en escena la cerradura de combinación de llave cambiable,  inventada por James Sargent. Los Yale, padre e hijo, trabajaron especialmente con la cerradura del vaso del perno, inventada por el padre, y luego mejorada por su hijo posteriormente. Ya en el siglo XX, Samuel Segal desarrolló las cerraduras Jemmy. Fueron las primeras que podían ser trabadas desde el interior, para no ser abiertas desde el exterior. Para 1921, asistimos al invento de la cerradura Master Lock Company, por parte de Harry Soref.

La importancia de los cerrajeros en la historia

Los cerrajeros han sido sumamente importantes a lo largo de toda la historia. Su trabajo es asegurar los bienes de las personas con puertas  y cerraduras de todo tipo. Primeramente, trabajaban sólo para los reyes y personas poderosas, pero ahora mismo, cualquiera de nosotros puede contratar un cerrajero para sus trabajos en casa.

¿Qué hacen actualmente los cerrajeros?

El oficio de cerrajería no ha dejado de evolucionar. Sus principales ocupaciones hoy tienen que ver con cambiar cerraduras o puertas, apostando siempre por la seguridad de las personas. Sin embargo, la cerrajería ha dejado de ser un oficio generacional, hasta transformarse en uno que cualquiera puede aprender, y formarse en él.

Herramientas del cerrajero

Un cerrajero que se precie de ser bueno en lo suyo, debe contar con algunas herramientas indispensables. ¿Pero cuáles son realmente? Analicemos entonces las herramientas más importantes que suelen utilizar los cerrajeros habitualmente.

Ganzúas

Se trata de una de las principales herramientas que utilizan los cerrajeros. En efecto, son también algunas de las más conocidas. Todos los cerrajeros cuentan con muchas ganzúas diferentes, ya que las podemos encontrar de variados tipos y tamaños.

Tenemos por ejemplo las ganzúas Rakes, de las más famosas, que son las que se usan para manipular los pistones de la mayoría de las cerraduras. Luego están las ganzúas Diamond, para la manipulación de los pistones en casos más complejos. Las ganzúas Hooks son ideales para manipular los pistones uno a uno; y finalmente, las ganzúas tensión Wrench, es perfecta para hacer fuerza en el giro de la cerradura.

Llaves de percusión

Las llaves, concretamente las de percusión, son una de las herramientas más útiles que los cerrajeros tienen a mano habitualmente. Se las usa junto a un martillo, permitiendo a los profesionales abrir las cerraduras mediante el método bumping. De hecho, no es un sistema muy diferente al que usan muchos ladrones.

Extractor de cilindros

Una herramienta especialmente diseñada para que los cerrajeros puedan retirar los cilindros de la cerradura de una forma rápida, casi sin esfuerzo. Sirve para extraer cilindros europeos, ovalados y redondos, por lo que también es indispensable.

Conector Spinner

Otra de las herramientas habituales de los cerrajeros. En este caso, se suelen utilizar para alinear el giro de los bombines. Gracias a esta herramienta, la apertura de las puertas no resulta complicada.

Taladradora

La taladradora sirve tanto para instalar cerraduras en las puertas, como para poder abrirlas o quitarlas. Se necesitan, eso sí, brocas de diferentes tamaños.

Martillo

Otro utensilio clave para los cerrajeros. Gracias al martillo podemos poner clavos, abrir puertas usando las llaves de percusión, y muchas cosas más.

Otras herramientas que usan los cerrajeros

Otras herramientas que los cerrajeros utilizan habitualmente son comunes, y cualquiera de nosotros puede tenerlas en casa. Entre ellas podemos mencionar los destornilladores, tarjetas y limas. Algunas no tan comunes pero que eventualmente pueden serles de utilidad tienen que ver con  el volvedor, el levantador de puertas o el cascanueces.

¿Puedo comprar herramientas de cerrajero?

Sí, claro que puedes. La mayoría de las herramientas que suelen usar los cerrajeros pueden conseguirse en ferreterías. Incluso las llaves de percusión, que hasta hace un tiempo eran difíciles de conseguir, ahora podemos encontrarlas en estas tiendas.

Cómo prevenir el robo de tu trastero

La seguridad no tiene que ver únicamente con nuestras viviendas en general, sino también con componentes específicos de la casa. El trastero es uno de ellos, y hoy queremos enseñarte cómo protegerlo de los ladrones. Los datos indican que el robo de trasteros es mucho más habitual de lo que podríamos llegar a pensar. Ten en cuenta la calidad de la cerradura y de la puerta Es básico, si quieres proteger tus trasteros, que tus puertas sean de buena calidad. Una puerta de mala calidad invita a los ladrones a intentar forzarla.

También la cerradura del trastero debe ser de buena calidad. Una cerradura de mala calidad puede ser abierta por un ladrón en unos pocos segundos. Incluso, si tienes cosas de calidad en el trastero, una cerradura invisible puede ser una buena alternativa. Por supuesto, cuanto más segura sea la cerradura, mayor será también su precio.

Apuesta por sistemas de seguridad eficientes

Una alarma de seguridad puede ser un buen complemento a una buena puerta y una buena cerradura cuando del trastero se trata. Sobre todo si el trastero está alejado de la casa, deberías instalar un sistema de seguridad mediante alarma y cámaras.

Prevenir el robo de tu trastero

Guarda cosas de poco valor

Aunque el trastero es un sitio ideal para guardar cosas, conviene que no dejes en él tus elementos de valor, ya que los ladrones suelen buscar aquí especialmente.

Poner una segunda cerradura para el trastero

Algunas personas agregan una segunda cerradura al trastero para conseguir una seguridad extra. Si piensas en ello, te recomendamos más un cerrojo que una segunda cerradura tradicional.

Cambiar la cerradura en caso de robo o pérdida de llaves

Si has perdido las llaves del trastero o te las han robado, es fundamental que realices un cambio de cerradura. Lo mismo puede aplicarse a las llaves de la casa.

Vigila tu trastero al menos una vez a la semana

Aunque no poseas objetos que necesites habitualmente en el trastero, es importante que una vez a la semana revises que todo está en orden. De lo contrario, los ladrones podrían verse con tiempo para revolver todo a su antojo y buscar elementos de valor.

¿Qué no guardar en los trasteros?

Básicamente, en el trastero no deberías guardar objetos de valor de ningún tipo. Mobiliario antiguo, libros, y otros elementos de escaso valor son los más recomendados para el trastero. Olvídate definitivamente de guardar joyas o dinero en él.

Me han robado el trastero, ¿Qué hago?

Si te han robado el trastero, tienes que llamar inmediatamente a la Policía, y realizar la denuncia del caso. No tienes que tocar ni manipular nada, para colaborar con la investigación. Sólo cuando la Policía te lo permita, tienes que hacer un conteo de los bienes robados. Y si tienes un seguro contra robos en el trastero, comunícate con la compañía de seguros cuanto antes.

Cómo instalar una mirilla digital

Tradicionalmente, cuando uno quería ver al otro lado de la puerta, lo hacía a través de una mirilla. ¿Pero conoces las nuevas mirillas digitales? Cada vez más viviendas las están instalando, y por eso conviene que sepas todo acerca de ellas.

¿Qué es una mirilla digital?

Básicamente, la mirilla digital es un pequeño aparato que nos permite ver, mediante una pantalla, qué es lo que ocurre, o quien se encuentra, al otro lado de la puerta. Su función es exactamente la misma que la de las mirillas tradicionales. Pero a diferencia de aquellas, en este caso nadie puede saber si estamos mirando o no hacia afuera. Incluso, existen algunas mirillas digitales que permiten grabar varias horas de imagen, con lo que podrás saber todo lo que ha sucedido recientemente. Esta característica, como otras adicionales, impactarán evidentemente en el precio de las mirillas.

¿Cómo funciona una mirilla digital?

La instalación de las mirillas digitales es realmente sencilla. Estos dispositivos incorporan una cámara y una pequeña pantalla LCD para que veas todo cuanto ocurre del otro lado de la puerta. Así, podrás evitar visitas indeseadas, y además, sentirte mucho más seguro. De hecho, algunos sistemas permiten abrir la puerta a distancia.

Pasos para instalar una mirilla digital

La mayoría de las mirillas digitales cuentan con un libro de instrucciones que explica cómo es todo el procedimiento para su instalación. De todos modos, los pasos habituales incluyen quitar la mirilla tradicional, y colocar en su sitio la nueva. Por otro lado, el monitor lleva pilas o incorpora una batería, así que tienes que revisar también ello. Existen modelos variados, con características distintas, que debemos considerar, puesto que no todos permiten trasladar la pantalla demasiado lejos del punto original de la mirilla. Cuando hayas completado la instalación, tienes que encender el sistema, y corroborar que estás viendo las imágenes en tiempo real y de forma nítida.

¿Es cara una mirilla digital?

Las mirillas digitales no suelen ser demasiado costosas. Los modelos sencillos de hecho son muy económicos. Eso sí, las que graban varias horas de video tienen un coste un poco más elevado. Y luego, el mantenimiento es ínfimo teniendo en cuenta que sólo tendrás que encargarte de las pilas.